El gobierno federal anunció que habrá una reducción de 5 mil 620 millones de pesos en el monto de las colocaciones de deuda que tenía programado realizar durante el tercer trimestre del año en el mercado interno, y la cancelación de otra por 74 mil 480 millones de pesos que tenía prevista hacer en el mercado externo.

La medida tiene como propósito evitar incurrir en un mayor endeudamiento interno y externo, explicó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), e informó que, en vez de endeudarse más, en 2017 el gobierno el gobierno federal se financiará con parte del remanente de operación del Banco de México.

Con la utilización de parte del remanente por un monto igual al de las colocaciones que no realizará, las cuales suman 80 mil 100 millones de pesos, más la recompra de valores por 40 mil millones de pesos que realizó el 25 de mayo, la SHCP ya utilizó 120 mil 100 millones de pesos de Banxico para reducir deuda.

Le faltan por utilizar otros 105 mil 57 millones de pesos de dicho recurso al mismo fin, para, en total, destinar 225 mil 157 millones de pesos, equivalentes a 70 por ciento del remanente total de Banxico, que fue 321 mil 653.3 millones de pesos, a la amortización y reducción de la deuda pública.

En un comunicado, la SHCP dijo que seguirá analizando las condiciones en los mercados financieros para utilizar el resto de los recursos correspondientes al 70 por ciento del remanente, equivalentes a 105 mil 057 millones de pesos, con la finalidad de reducir el endeudamiento público.

Aunque la SHCP decidió reducir el monto de las colocaciones programadas para el tercer trimestre en el mercado interno, y de no realizar las previstas en el mercado externo, no descartó la posibilidad de llevar a cabo estas últimas más adelante, en caso de observar condiciones favorables para ello.