El Gobierno mexicano mantiene su proyección de crecimiento de 4% del Producto Interno Bruto (PIB), con un déficit con el exterior de 1,4% para 2014, "basada en condiciones inerciales" que no consideran una eventual reforma fiscal, informaron fuentes oficiales.

La Secretaría de Hacienda envió al Congreso las proyecciones sobre los principales indicadores económicos, conocidas como "pre-criterios Generales de Política Económica", con lo que comienza el proceso para el análisis de los presupuestos de ingresos y gasto federales.

"Las estimaciones de actividad económica y de finanzas públicas para 2013 y 2014 incluidas en el documento se basan en el marco legal vigente en nuestro país a la fecha de su presentación", precisa Hacienda.

Enfatiza que estas proyecciones no toman en cuenta los efectos de las reformas económicas que impulsa el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, o las incluidas en el Pacto por México, una agenda de objetivos acordados por el Gobierno y los principales partidos políticos del país.

"Las estimaciones son inerciales", indicó la dependencia y precisó que cuando se presente una propuesta de reforma hacendaria se darán a conocer los pronósticos "consistentes con un escenario de aprobación de dicha reforma, así como su impacto en la actividad económica y las finanzas públicas".

En este documento, Hacienda ratifica las predicciones establecidas en el llamado paquete económico para 2013, y mantiene sin cambio el crecimiento de 3,5% del PIB para este año.

Asimismo, reduce la tasa promedio de interés de los principales títulos de deuda pública de 4,6% al 4,1%, y el tipo de cambio promedio de 12,9 a 12,5 pesos por dólar, como resultado de la apreciación reciente del peso en el mercado cambiario.

Para 2014, el documento fija el precio del crudo de exportación en 82,9 dólares por barril, así como un balance presupuestario en equilibrio, sin considerar la inversión en Pemex, con un manejo responsable de las finanzas públicas como condición indispensable para el crecimiento económico.

El Gobierno mexicano planea recaudar en 2014 unos 3,77 billones de pesos (unos US$305.984 millones), cifra inferior en el 4, % respecto a lo aprobado para el ejercicio de 2013, de los cuales el 33,4% corresponden a ingresos petroleros.