El ministerio de Finanzas de Ecuador transfirió el pasado lunes esa suma al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), como parte del pago a la deuda que el Estado mantiene con la institución.

Ramiro González, presidente del Consejo Directivo del IESS, dijo que con ese pago, la entidad redujo a 42% su carga en bonos del Estado, la más baja de la historia.

“Para quienes han dicho que el IESS es la caja chica del Gobierno, le queremos informar que este año el régimen ha cancelado cerca de US$460 millones y no hemos comprado ni un solo bono”, dijo González, al afirmar que la deuda que mantiene el Estado es de aproximadamente US$3 mil millones.

El dinero irá a los planes de financiamiento para los afiliados e incluso, para cubrir una deuda que mantiene con jubilados de entre 70 y 80 años de edad, para quienes el Ministerio de Finanzas ya autorizó el incremento de $ 10 a las pensiones que se pagará con retroactivo.

Luis Hidrovo, representante de los jubilados en el Consejo directivo del IESS, informó que el retroactivo se deberá pagar desde enero del 2010 y el pago se haría desde la última semana de noviembre.

González también informó que aunque el número de afiliados ha aumentado a más de dos millones, el IESS tiene un déficit de US$ 3.700 millones, el cual deberá ser cubierto con un mayor número de afiliaciones.

Anunció que en los próximos días se dará a conocer la Ley de Seguridad Social que el IESS viene trabajando desde hace dos años, en ella se dará un trato especial para las personas que no están en calidad de dependencia, como las amas de casa, lo cual estará basado de acuerdo a los ingresos familiares.

Sobre las trabajadoras domésticas se analizan los tipos de afiliación social, pero aseguró que la penalidad a la no afiliación a la Seguridad Social, será tramitada en la Asamblea Nacional a través del Proyecto del nuevo Código Penal.