El gobierno de Panamá previó que la economía de este país centroamericano crecerá por encima de 8,5% en el presente año, para situarse como líder de América Latina y del mundo en ese rubro.

El cálculo fue presentado por el ministro de Economía y Finanzas de Panamá, Frank de Lima, al participar en un acto en una escuela al este de la capital panameña.

Allí, se anunciaron mejoras para el centro educativo con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo(BID) y de una alianza integradas por representantes de los sectores empresarial, de la sociedad civil y de las comunidades.

Al acto asistió el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, así como algunos miembros del gabinete panameño.

Fue también el punto de partida de la Asamblea Anual de Gobernadores del BID, y que tendrá lugar hasta el domingo próximo en la capital panameña.

El titular del ministerio de Economía reconoció que Panamá sigue un ritmo de alto crecimiento, lo cual se traduce en la reducción de los índices de pobreza, que según dijo, han disminuido de un 38% en 2006 a un 25,8% en 2012.

De Lima aseguró que la tasa de desempleo ha bajado al 4% y señaló que se están viendo los efectos positivos del crecimiento que experimenta Panamá.

El ministro destacó, además, que ya se han inscrito más de 4.000 personas, y vendrán más de 20 ministros de Finanzas de la región para la Reunión de Gobernadores del BID.

De Lima aseguró que se aprovechará la oportunidad para que Panamá brinde información a la comunidad internacional sobre los avances en la expansión del Canal de Panamá, la construcción de la primera línea del sistema de transporte metro,que operará en la capital panameña, y otros importantes proyectos del gobierno del presidente panameño Ricardo Martinelli.

El funcionario agregó que el tema de la logística estará en la agenda de discusión de las reuniones del BID pues Panamá se quiere posicionar como un centro de logística de Las Américas.

De Lima señaló que a este grupo le preocupan los costos altos del transporte y las desventajas que conllevan en el renglón de la competitividad.