El ministro de Industria y Comercio, Francisco Rivas, aprobó en 2011 varios proyectos de inversión de capital nacional y extranjero, por US$326 millones, en los sectores agropecuarios, industriales, de servicios y mineros, que fueron estudiados en su factibilidad por el Consejo de Inversiones del MIC, instancia compuesta por representantes del sector público y privado.

Rivas dio su conformidad para que las inversiones se aprueben bajo el régimen de la Ley Nº 60/90, en que predominan los capitales para el sector industrial con más del 75% del total de los proyectos que ascienden a 135.

Así, el sector industrial inyectará en el país más de US$256 millones, de un total de US$326 millones de radicación de capital prevista por este régimen, lo que generaría 2.143 puestos directos de trabajo. Al industrial le siguen los sectores agropecuarios, de servicios, y mineros, que completan las estadísticas con más de US$69 millones de inversión en el país. Se nota la prelación de la inversión de capital nacional sobre el extranjero, con más de US$185 millones frente a los US$140 millones del foráneo. La Ley Nº 60/90 ofrece incentivos fiscales para la inversión tanto nacional como extranjera, con el objetivo del progreso de la producción de bienes y servicios y la creación de empleos, entre otros.