Lima. El Gobierno de Perú decretó una amnistía tributaria de 10 por ciento a los capitales de empresas peruanas que operan en el extranjero, anunció hoy el ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne.

Según el alto funcionario, esta medida, que será efectiva a partir del sábado 10 de diciembre, tiene como objetivo la repatriación de estos capitales desde el exterior e incrementar la recaudación tributaria de este país.

Thorne resaltó que esta medida también contempla el registro y la regularización del pago de los impuestos correspondientes, de los cuales el 10 por ciento corresponde a los empresarios que declaren sus impuestos y 7 por ciento si los traen a Perú.

"Estas tasas se aplicarán sobre la renta no declarada. Es decir, si no se declaró el patrimonio el impuesto se cobrará sobre este y si no se hizo sobre la ganancia, se aplicará sobre este último", subrayó.

Thorne, además, puntualizó que la aplicación de los tributos corresponderá a las empresas que generaron riquezas en el exterior y no declararon los impuestos a la renta de estas ganancias.

 El ministro puntualizó que el esfuerzo que desarrolla el gobierno peruano en el proceso de repatriación de capitales desde el exterior tomó como referencia la experiencia de Chile y contempla la amnistía sólo por una vez.