Cerca de US$1.063 millones es la pérdida del estado peruano, tras la reducción del Impuesto General a las Ventas (IGV) y del Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF).

Según el director del Instituto de Economía de la Cámara de Comercio de Lima (CCL) César Peñaranda, el ministerio de Economía y Finanzas de la nación andina, no ha dado a conocer un plan para saber cómo se van a compensar las pérdidas en la recaudación tributaria.

“Sería interesante saber cómo el Estado piensa hacerlo”, indicó el economista, según consigna La República.

En este mismo sentido, Peñaranda señaló que aunque la medida (reducción del IGV) va en dirección correcta, todavía es insuficiente porque no se ha dado una reforma integral, sobre todo en la Sunat”, señala el mismo medio.