En filas del gobierno se calcula destinar hasta US$20 millones para compensar las pérdidas de las intendencias durante el proceso de transición de la patente única, tal como propuso este martes el presidente José Mujica al visitar la sesión ordinaria del Congreso de Intendentes, reveló al diario El Observador una fuente oficial. Ese dato echa por tierra –por lo menos hasta el momento– la posibilidad de una fuerte rebaja en el precio de la patente (de 50%, por ejemplo), tal como se manejó cuando se puso arriba de la mesa la propuesta.

El conjunto de las intendencias recauda por año US$160 millones por concepto de patente de rodados, de acuerdo a un documento entregado por la mesa del Congreso de Intendentes al prosecretario de la presidencia, Diego Cánepa, antes del encuentro del martes.

El rubro patente de rodados representa buena parte de los ingresos de casi la mitad de los departamentos. En el caso de San José, por ejemplo, 51% de lo que espera recaudar en 2011 proviene de ese tributo. En Montevideo, por su parte, el rubro representa 22% y aumentará a 24% en 2011.

La coyuntura habilitó diferencias de valores abismales. Si se compara Montevideo con Colonia, por ejemplo, se duplica el precio en algunos casos.

La próxima semana se reunirá por primer vez la comisión que estudiará cómo se instrumentará la solución, integrada por la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y Presidencia de la República, además de los intendentes Wilson Ezquerra (Tacuarembó), Marcos Carámbula (Canelones) y Germán Coutinho (Salto).

Este jueves, varios actores involucrados insistieron con la posibilidad de lograr una rebaja importante del precio de la patente.

Uno de ellos fue el jefe comunal canario. Marcos Carámbula aseguró también, al ser consultado por radio Sarandí, que el subsidio del gobierno será progresivo. El intendente de Canelones reveló también que la idea del presidente Mujica es tener pronta la ley de patente única en 2012.