Caracas. El vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza, anunció este jueves que los trámites ante la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) continuarán siendo los mismos hasta su total eliminación y que habrá un régimen para la supresión paulatina del organismo.

El funcionario reiteró a través de un programa del sistema estatal Venezolana de Televisión, que la paridad oficial de la moneda nacional se mantendrá todo el año en 6,30 bolívares por dólar.

La víspera, el presidente Nicolás Maduro anunció oficialmente la desapación de Cadivi, perteneciente al Ministerio de Finanzas, cuyas funciones pasarán al Centro Nacional de Comercio Exterior, que será dirigido por Alejandro Flemings.

Arreaza recalcó que la creación del organismo, así como la fusión de instituciones para crear la Superintendencia de Costos, Precios y Ganancias Justas, son mecanismos que buscan proteger las divisas y garantizar tanto la producción interna como la importación necesaria.

El vicepresidente venezolano reiteró que con ello se pretende garantizar el abastecimiento nacional, por lo que pidió confianza y comprensión hacia el Ejecutivo por parte del pueblo, que quiere superar "los efectos de la guerra económica que la derecha insiste en sostener".

"Los venezolanos debemos saber que si el presidente Nicolás Maduro no hubiese tomado las medidas que tomó para la importación de diversos rubros, hubiésemos pasado navidades sin alimentos, como casi ocurrió en 2002 con el paro y tras el golpe de Estado", aseguró.

Jorge Arreaza destacó que la estabilización de precios, el ajuste de las actividades productivas y la garantía de abastecimiento, son elementos clave para mejorar las condiciones económicas en la nación sudamericana.

Indicó que todas estas medidas gubernamentales les "han permitido salir adelante. Estamos haciendo todo lo posible, después de una guerra económica sostenida, de estabilizar la economía para lograr precios justos y permanentes, abastecimiento y accesibilidad".