Con un allanamiento y la detención de un empresario el gobierno lanzó sus primeras acciones legales en el combate que ha emprendido contra el mercado paralelo de divisas.

"Vamos a investigarlos, vamos a perseguirlos. Y espero que tengamos pronto presos a los responsables de la especulación con el dólar paralelo", dijo Nicolás Maduro, presidente encargado, en un acto el 21 de marzo.

15 días más tarde, el 04 de abril, el Sebin y la Fiscalía, detuvieron al dueño de la compañía Brisbane, Mendes de León, Pettus & Asociados, Jhon Gayle Pettus Jaso acusado de ilícitos cambiarios.

Las autoridades “incautaron cuatro folios con información relacionada a correos electrónicos, los cuales evidenciaron presuntas transacciones de compra y venta de dólares, al margen del régimen de control cambiario”, señaló la Fiscalía.

El allanamiento es la primera acción pública contra alguna empresa en relación con el mercado paralelo de divisas, al cual el gobierno le declaró nuevamente la guerra, que espera librar con acciones legales así como con una dinámica de oferta de divisas más rápida.

El gobierno, a través de varios de sus voceros, ha insistido en que el bolívar está bajo un ataque especulativo, donde están involucrados agentes políticos y económicos dentro y fuera del país.

Hasta ahora la única vinculación con actividades extranjeras surgió con allanamiento del jueves, pues la empresa venezolana actuaba como representante de la casa de bolsa Oppenheimer, según señaló la Fiscalía.

Esta empresa pertenece al holding estadounidense del mismo nombre, que es un banco de inversión y prestador de servicios de bolsa (broker) con una amplia gama de actividades en la industria de valores, incluyendo corretaje de valores al por menor, ventas institucionales y comerciales y banca de inversión (corporativo y finanzas públicas).

La Fiscalía no especificó si investiga a esta empresa o su vinculación con la compañía allanada y su dueño en los ilícitos cambiarios de los que se les acusa.

Al gobierno le quedan varios frentes en esta lucha que ha emprendido. El principal es suplir la amplia demanda de divisas, a través de Cadivi y de su complemento: el Sicad, que ha realizado hasta la fecha una sola subasta de $200 millones, equivalente a unos 5 días del Sitme , de acuerdo con su promedio diario en los meses que funcionó.

El otro frente que se fijó el gobierno es en el lado digital, para contrarrestar las páginas web que informan el precio del dólar en el mercado paralelo, aunque no precisan la fuente de la información.

“Esas páginas de Internet tratan de crear marcadores que no tienen nada que ver con la realidad del país, y quienes se embarquen en eso, primero que todo, van a sufrir una pérdida económica por que van a incurrir en sobrecostos que no tienen nada que ver con los fundamentos económicos”, dijo el ministro de Petróleo en una entrevista con El Mundo.