El Ejecutivo profundizó en los últimos años su estrategia de financiamiento e inversión con la creación de diferentes fondos, todo ello enmarcado en la concepción de un nuevo modelo de “ingeniería financiera”.

Para ello creó diferentes fondos, varios de ellos alimentados con recursos en divisas provenientes de reservas internacionales, recursos petroleros y convenios con otros países.

De acuerdo a la Memoria y Cuenta 2013 del Ministerio de Finanzas, entre los años 2005 y 2013 el Gobierno ejecutó desembolsos para diversos proyectos financiados a través de varios instrumentos de financiamiento por la suma de los US$137.403 millones .

Esta cifra supera el monto de la deuda pública interna y externa que al cierre del pasado año se ubicó en US$115.282 millones.