Santo Domingo. El gobierno y los empresarios de República Dominicana aprobaron este jueves un aumento del 14% al salario mínimo, pero sin tomar en cuenta la posición de los sindicatos que habían planteado un incremento del 19% en última instancia.

El Comité Nacional de Salarios (CNS), que reúne al sector oficial, a patronos y empleados, dijo en un comunicado que el porcentaje propuesto fue la "solución que planteó la directiva del organismo como un punto intermedio entre las propuestas de empleadores y trabajadores".

Según el CNS, la propuesta había sido consensuada en principio con las partes, pero condicionada por los sindicatos a que se haga de manera retroactiva con una fecha de seis meses de antelación, fórmula rechazada por los patronos, que además propusieron un aumento de sólo el 11%.

Desde que empezaron las discusiones en enero pasado, los sindicatos reclamaban un aumento del 30% luego de dos años del último reajuste salarial.

La decisión, válida por el voto de la mayoría del CNS, deja el salario en 12.872,88 pesos  (US$292,56 aproximadamente) de los trabajadores de empresas de grandes capitales; en 8.849,82 pesos (US$201,13) el de los de empresas de capitales medios, y en 7.843,20 (US$178,25) el de los que trabajan en empresas de más bajo capital, según las tres categorías establecidas en el país.

El aumento entrará en vigor el próximo 1 de junio.

El organismo explicó que el monto del aumento salarial fue la única propuesta que contaba con el respaldo de dos partes, y que decidió posponer  "todo aquello que era objetado por cada una de las partes como la reclasificación de las empresas y la rectroactividad del aumento.