Managua.  El Gobierno, empleadores y sindicatos de Nicaragua instalaron hoy la mesa negociadora para fijar el nuevo salario mínimo de los trabajadores para 2014, cuyo promedio actual nacional es de US$152.

La ministra nicaragüense del Trabajo, Alba Luz Torres, instaló la mesa tripartita en la que se debatirán las propuestas de dos organizaciones sindicales que sugieren un aumento del salario mínimo del 16,5% y el 11%; mientras los empleadores, por su parte, no presentaron una propuesta formal.

El diputado sandinista y representante de la Federación Nacional de los Trabajadores (FNT), Gustavo Porras, explicó a periodistas que están proponiendo un aumento del 16,5% en base a la inflación acumulada que, en 2013 cerró en un 5,54%, y un incremento del 12% en el valor de los productos de la canasta básica.

A estas variables se sumó también la devaluación de la moneda local frente al dólar, que fue del 5% anual, así como el crecimiento económico, que en 2013 se estimó en un 5,0%.

Por su lado, la Central Sandinista de Trabajadores (CST-Independiente) propuso aumentar un 11% el salario mínimo para los diez sectores de la economía nacional en los que se aplica, excepto para el sector del campo, donde el aumento solicitado fue del 11,5%.

Asimismo, el líder de la CST-Independiente, el exdiputado sandinista Roberto González, dijo a periodistas que para el caso de las pequeñas y medianas empresas pidieron un aumento del 10%.

La primera propuesta de aumentar un 16,5% el salario mínimo fue rechazada por el representante del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), Eduardo Fonseca, que la calificó de "muy alta".

El empresario explicó que la patronal aún no tiene una propuesta formal, aunque sugirió que el aumento fuera de entre un 8,5% y un 9% anual, en base a la inflación y el crecimiento económico del año pasado.

La ministra del Trabajo convocó a las partes para el próximo jueves a la segunda ronda de negociaciones, en la que deseó que alcanzaran un acuerdo tripartito antes del próximo 1 de febrero, cuando expira la vigencia del actual salario mínimo, tal y como ha sucedido en los últimos cinco años.

En Nicaragua, por ley, el salario mínimo se aplica a diez sectores de la economía y se fija cada seis meses por, al menos, dos de los tres sectores involucrados en las negociaciones en un máximo de cinco rondas de conversaciones en presencia del titular del Ministerio del Trabajo.

Si no hay acuerdo, el Gobierno decide unilateralmente si se aumenta o no el salario mínimo y en qué porcentaje.

En la actualidad, el salario mínimo promedio es de US$152 y de US$137 en el sector industrial, que es el que se usa de referencia para el cálculo de la cotización a la seguridad social de los trabajadores.