París. Gran Bretaña, Francia y Alemania reanudaron este lunes las conversaciones para tratar de evitar que los desacuerdos sobre las participaciones de los accionistas echen por tierra el plan de fusión del grupo aeroespacial EADS y la británica BAE Systems.

A sólo dos días de que expire el plazo del miércoles a las 16:00 GMT, establecido por el regulador de Gran Bretaña para presentar una propuesta, las charlas buscan lograr un progreso suficiente como para que los presidentes ejecutivos de BAE Ian King y de la franco-germana EADS Tom Enders pidan una extensión.

Un importante inversor de BAE cuestionó los fundamentos para la fusión de US$45.000 millones.

Los planes de la matriz de Airbus, EADS, y de la británica BAE Systems para crear el grupo aeroespacial y la firma de defensa más grande del mundo deben superar una serie de preocupaciones políticas sobre seguridad estratégica y empleo.

"Si ellos logran resolver el asunto de las participaciones accionarias, probablemente tendrán más tiempo para solucionar otros asuntos como el de la sede central, el balance del directorio y otras materias", dijo un alto diplomático que sigue de cerca las negociaciones.

Los funcionarios no consiguieron resolver demandas incompatibles sobre la participación de los estados durante una video conferencia el viernes. EADS y BAE desmintieron reportes de una publicación alemana que decía que las negociaciones habían colapsado.

Hubo pocas señales de progresos después de los contactos privados que se realizaron durante el fin de semana. Las empresas están esperando avances en la arena política antes de pedir un aplazamiento a los reguladores británicos, dijeron fuentes bancarias.

Personas familiarizadas con las conversaciones dijeron que el Reino Unido parecía más abierto a un acuerdo, Alemania era la menos ansiosa y Francia quería más tiempo para evaluarlo. Mientras los problemas se suman, todas las partes han buscado derivar las responsabilidades en caso de que el acuerdo fracase.

Pese a la atmósfera negativa que pesaba después del viernes, los expertos de la industria dicen que es demasiado pronto para anticipar qué ocurrirá con la fusión, aunque destacaron que las partes están acostumbradas a negociar bajo presión.

EADS fue creada con una fusión en el 2000 después de que las conversaciones entre Francia y Alemania fracasaron. Las dos partes volvieron a negociar luego un complejo pacto de accionistas limitando el rol del Estado francés.

Un importante accionistas de BAE, Invesco Perpetual, dijo el lunes que la propuesta sufría de interferencia de los Estados, que los términos de la oferta eran pobres y que carecía de fundamentos estratégicos.

La firma de inversiones, que tiene un 13% de BAE, se habría enfrentado con los líderes de BAE apenas emergieron las negociaciones para la fusión.