Beijing. Jim O' Neill, el economista de Goldman Sachs que utilizó por primera vez el acrónimo "BRIC" para referirse a China, India, Rusia y Brasil hace más de diez años, prevé que este bloque formado por las principales economías emergentes del mundo crecerá un 6,1% interanual en 2012 y volverá a crecer en 2013 a una tasa del 6,9%.

"Todos los países BRICS tendrán un mejor comportamiento en 2013, aunque éste no superará las expectativas de una manera significativa", dijo O' Neill, presidente de Gestión de Activos de Goldman Sachs, en una carta remitida el martes a un foro sobre las economías de los países del BRICS (incluyendo Sudáfrica).

Con la incorporación de Sudáfrica al bloque a finales de 2010, el acrónimo que lo identifica pasó a ser BRICS.

"Prevemos que el crecimiento global se situará en el 3,6% en 2013 y llegará al 4,1% en 2014", dijo el economista.

A pesar de las esperanzadoras cifras de crecimiento del BRICS, O' Neill recordó que cada uno de los países del bloque deberá enfrentarse a sus propios desafíos en muchos aspectos.

"En Brasil, que ha sido el más débil de los cuatro en 2012, podría haber alguna respuesta a los considerables estímulos monetarios y fiscales ofrecidos este año", indicó el economista de Goldman Sachs, quien también subrayó que el principal desafío al que se enfrenta Rusia es reducir su dependencia energética.

En el caso de India, el principal reto consiste mejorar el funcionamiento del sistema democrático y la implementación de algunas de las políticas que ya se han formulado, opinó O'Neill.

El experto afirmó además que el gran desafío de China es mantener los signos de un cambio hacia un crecimiento basado en el consumo, que parecen prometedores.

O'Neill destacó que no debería exagerarse la influencia de los problemas de Europa y Estados Unidos sobre el entorno de los países BRICS.

"Estos países deberían ser perfectamente capaces de impulsar sus propias tasas de crecimiento", agregó.

"Incluso con las tasas previstas, el bloque BRICS podría ser más grande que Estados Unidos en 2014, así que creo que le está yendo bien a pesar de los desafíos a los que se enfrentan los países que lo forman", opinó el economista.