Redacción Internacional, EFE. Las bolsas más importantes de Asia terminaron este viernes la semana con una continuación de la racha alcista de los últimos días, con la sola excepción de Seúl.

La Bolsa de Tokio subió con fuerza y cerró en su máximo desde enero de 2008, gracias a que el dólar superó la barrera de los 100 yenes y mejoró mucho las expectativas sobre el rendimiento de las empresas niponas, indicaron analistas locales.

El índice Nikkei cerró con una subida de un 2,93%, o 416,06 puntos, y quedó en 14.607,54 unidades, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, subió 28,77 puntos, un 2,43%, y se situó en 1.210,60 puntos.

La Bolsa de Seúl, al contrario, sufrió una bajada, atribuida por analistas locales a la pérdida de confianza de los inversores sobre la economía de Corea del Sur, cuyas exportaciones se ven lastradas por la debilidad del yen japonés.

El índice referencial Kospi perdió el 1,75%, o 34,70 puntos, hasta 1.944,75 unidades, en una sesión en la que se movieron US$3.740 millones, mientras el tecnológico Kosdaq se contrajo el 0,64%, o 3,65 puntos, hasta 569,70 enteros.

La Bolsa de Shanghái subió un 0,62% y el índice general terminó su cotización diaria en 2.246,83 puntos.

El volumen de negocios fue de 81.280 millones de yuanes (US$13.100 millones), cifra que está por debajo de los 91.165 millones de yuanes (US$14.862 millones) registrados ayer.

En Hong Kong, el índice referencial Hang Seng del mercado bursátil subió el 0,47%, ya que aumentó en 109,74 puntos hasta los 23.321,22 enteros.

En Singapur, la Bolsa de Valores de la ciudad-Estado ganó el 0,32%, o 10,99 puntos, y dejó al índice Straits Times en 3.443,77.

En Malasia, el parqué bursátil de Kuala Lumpur avanzó un 0,36%, o 6,31 puntos, para que el índice KLCI llegase a 1.772.38.

En Tailandia, la Bolsa de Valores de Bangkok aumentó el 0,08%, o 1,36 puntos, y el índice SET acabó en 1.622,4.