Atenas. Grecia recibió la garantía de que logrará más tiempo para poner en práctica los recortes que fueron acordados tras meses de negociaciones, informó este miércoles el ministro de Finanzas.

"Hoy obtuvimos la extensión", dijo Yannis Stournaras al Parlamento. Grecia ha pedido una extensión de dos años a su programa de ajuste fiscal para suavizar el impacto de una nueva ronda de medidas de austeridad.

El ministro destacó que el gobierno informará a sus socios europeos que la próxima semana presentará su último paquete de austeridad al Parlamento tras lograr concesiones adicionales de los prestamistas extranjeros.

Un acuerdo rápido sobre el paquete es crucial para los esfuerzos de Grecia de destrabar más ayuda bajo su último rescate, con el país a tres semanas de caer en cesación de pagos.

Los aliados del primer ministro Antonis Samaras -el pequeño partido Izquierda Democrática y el socialista PASOK- deben respaldar el paquete de austeridad y examinarán las concesiones antes de fijar su postura, dijo un funcionario.

Los dos partidos se han negado ha respaldar las demandas de los prestamistas extranjeros de recortar los salarios y reducir los pagos por indemnizaciones, pero han señalado que no quieren poner en riesgo al gobierno y el lugar de Grecia en la zona euro.

Stournaras dijo que Grecia comunicará a un grupo de trabajo del euro el jueves que ha acordado un paquete de austeridad después de que los prestamistas -la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional- aceptaran concesiones adicionales.

"Esta mañana (...) la troika hizo concesiones en dos temas muy importantes, los pagos por despidos y el periodo de información que se requiere antes de un despido", dijo Stournaras al Parlamento, instando a los legisladores de la izquierda a respaldar el plan.

El gobierno tiene previsto presentar al Parlamento dos proyectos separados sobre recortes y reforma laboral, expresó Stournaras.