Atenas. Atenas reiteró este lunes que no tiene planes de reestructurar su deuda soberana, una iniciativa que sería catastrófica según el jefe del banco central heleno, mientras que el mercado especulaba con que de todos modos se evaluaba alguna forma de reprogramación de pasivos.

Bajo una creciente presión de los mercados, Grecia negó un reporte de un diario nacional que dijo que el país quiere extender los plazos de su deuda, reiterando los desmentidos de funcionarios de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

El gobernador del Banco de Grecia, George Provopoulos, afirmó en un reporte a accionistas que una reestructuración perjudicaría a los bancos y a los fondos de pensiones, y cerraría el acceso a los mercados de capitales.

"El Banco de Grecia ha explicado con claridad desde octubre pasado que tal opción (reestructurar) no es necesaria ni deseable. Tendría consecuencias catastróficas", aseveró.

Pero los reportes de que las conversaciones ya estaban en marcha golpearon este lunes a los mercados de deuda y al euro, y mantenían los diferenciales de rendimiento de la deuda soberana griega cerca de sus máximos respecto a los papeles de referencia alemanes.

El diferencial a 10 años se situaba en 1.096 puntos básicos.

El costo de asegurar la deuda griega contra la moratoria también se elevaba mientras que la deuda portuguesa, española y de otros gobiernos de la zona euro estaban bajo presión.

"Ellos llevan un año dentro de un programa (de rescate) de tres años, no veo un anuncio oficial (de reestructuración de deuda griega) pronto", dijo Orlando Green, estratega de Credit Agricole.

"Pero existe el riesgo de contagio (...) si estos rumores continúan con respecto a la reestructuración griega, aunque parecen prematuros en esta etapa", añadió.

Más temprano este lunes, un funcionario del ministerio de Finanzas negó un reporte del diario Eleftherotypia de que el país ya había pedido negociaciones para reestructurar su deuda al FMI y la UE.

El diario dijo que Grecia le había dicho este mes al Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea en una reunión de ministros de Finanzas de Europa que quería reestructurar su deuda, extendiendo los plazos de pago.

Agregó que se esperaba que las conversaciones sobre el tema partieran en junio, citando a un alto funcionario del FMI, y que el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, también le había dicho al ministro griego George Papaconstantinou que sería necesaria una reestructuración.

"Esto no es cierto. El ministro agotó el tema ayer (domingo)", dijo el funcionario ministerial, que declinó ser identificado, en referencia a los reiterados desmentidos de Papaconstantinou el fin de semana.

Funcionarios de la UE también descartaron tales reportes.

La ministra de Finanzas francesa, Christine Lagarde, se hizo eco de las declaraciones del presidente del banco central griego al afirmar que una reestructuración de deuda sería "catastrófico" para Grecia.