Grecia pagó 750 millones de euros (alrededor de US$847,5 millones) de su deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), señalaron fuentes del Ministerio de Finanzas citadas por la agencia de noticias nacional griega AMNA.

La orden de la transacción fue dada el lunes mientras el Eurogrupo (ministros de Economía y Finanzas de la eurozona) analizaba el avance logrado para la firma de un acuerdo sobre la crisis de deuda de Grecia que abrirá el camino para el desembolso de más asistencia vital para Atenas.

Funcionarios del Ministerio de Finanzas dijeron hoy que la suma fue transferida a una cuenta especial en el Banco de Grecia usada sistemáticamente para pagos al FMI.

El Ministerio de Finanzas no comentó las informaciones periodísticas de que el gobierno usó las reservas de emergencia en el FMI para hacer el pago. De acuerdo con las normas existentes, ésas reservas deben ser recuperadas en unas semanas.

El vocero del gobierno griego, Gavriil Sakellaridis, dijo que los fondos de la administración pública transferidos a la cuenta de emergencia del banco central en las últimas semanas llegan a 600 millones de euros.

El gobierno recurrió a las reservas de efectivo de la administración local y de otras entidades públicas para reunir los fondos necesarios para cubrir las necesidades financieras de los prestamistas y pagar los salarios y las pensiones esta primavera.

Grecia logró superar marzo y abril, pero con el paso de las semanas sin ayuda de los acreedores enfrenta ahora problemas apremiantes de liquidez.

Los ministros del gabinete, incluido el equipo económico, han advertido que el tiempo se agota y que una falta de liquidez es posible para junio.

Otros ministros aseguraron que el gobierno puede pagar las pensiones y salarios de los servidores públicos este mes y mantenerse a flote unas semanas más.

El comunicado emitido el lunes por el Eurogrupo señala que se ha alcanzado progreso, pero que se requieren más esfuerzos para lograr un acuerdo para las reformas a cambio de capital. Por eso el avance logrado fue recibido con un "cauto optimismo" en la oficina del primer ministro griego Alexis Tsipras.

Las consultas entre la parte griega y los prestamistas continúan tratando de lograr un acuerdo y evitar una posible moratoria griega y su salida de la eurozona.