Atenas. Grecia y un equipo de inspectores de la Unión Europea (UE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE) buscan concluir para este viernes las conversaciones sobre un plan fiscal de mediano plazo, dijo una fuente gubernamental.

La fuente dijo a Reuters que para ese día, el primer ministro George Papandreou tiene previsto abordar sus puntos centrales con el presidente del grupo euro, Jean-Claude Juncker.

La fuente agregó que Atenas había acordado nuevas medidas presupuestarias por 6.400 millones de euros (unos US$9.300 millones ) para el 2011, incluyendo alzas de impuestos.

"El primer ministro presentará los puntos principales del plan de mediano plazo a Juncker, que incluyen una aceleración de las privatizaciones y nuevas medidas para recortar el gasto público y aumentar los ingresos", dijo el responsable, que habló bajo condición de anonimato.