Atenas. El ministro de Finanzas de Grecia, Giorgos Papaconstantinou, dijo que la reducción en la calificación de la deuda anunciada por Moody's ignora los progresos realizados en meses recientes, las perspectivas de una consolidación fiscal y una mejoría en la competitividad.

Moody's Investors Service rebajó este lunes la calificación de deuda del gobierno griego en cuatro escaños a territorio basura, y señaló que existe una "considerable" incertidumbre sobre el cronograma y el impacto de las medidas de respaldo para el crecimiento económico del país.

"Las cifras sobre el presupuesto muestran que el programa que fue acordado con el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo está siendo ejecutado fielmente, conduciendo a un descenso del 40% en el déficit sobre el 2009", afirmó Papaconstantinou.

El mes pasado, Grecia accedió a implementar severas medidas de austeridad, alza en los impuestos y una serie de dolorosos recortes en gastos a cambio de un paquete de rescate de 110.000 millones de euros del Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE).

La decisión de Moody's fue tomada luego de que Standard & Poor's redujera a chatarra la deuda de la atribulada y endeudada nación del Mediterráneo. Hasta el  momento, sólo Fitch mantiene el grado de inversión sobre Grecia.