Bruselas. La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) podrían desembolsar la segunda parte de su paquete de crédito de emergencia para Grecia en septiembre, declaró el premier de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker.

Juncker, quien encabeza el grupo de ministros de finanzas de la zona del euro, declaró que el gobierno griego está superando las expectativas y sus metas de reducción del déficit presupuestario, principalmente con recortes del gasto público.

La UE entregó un primer tramo de 14.500 millones de euros en créditos a Grecia en mayo, después de que se volviera evidente que el país no podría refinanciar su deuda.

A esto siguió el desembolso de 5.500 millones de euros del FMI. Ambos créditos son parte de un paquete de estabilización a tres años de 110.000 millones de euros.

Por otra parte, Juncker reconoció la falta de avances en lograr que Eslovaquia firme el acuerdo macro para la línea de crédito de estabilidad financiera de Europa de 440.000 millones de euros, que en teoría ayudaría a otros estados de la zona del euro que enfrentan los mismos problemas que Grecia.

Juncker también destacó que el grupo del euro postergó hasta el 7 de septiembre la discusión para reformar los principios de gobierno de la zona del euro.

El primer ministro dijo que la actual ronda de pruebas de estrés que afectan a 91 de los mayores bancos de Europa fue discutida en la reunión.

Por otra parte, el comisionado de asuntos monetarios de la UE, Olli Rehn, dijo que cree que el sector bancario europeo es "resistente", pero advirtió que cuando se publiquen los resultados de las pruebas, habrá que prepararse para enfrentar áreas de vulnerabilidad, por lo que es esencial las líneas de crédito de respaldo nacional estén listas.

Los resultados de las pruebas de estrés se publicarán el 23 de julio.