Atenas. Grecia todavía tiene que superar algunas diferencias con los acreedores privados para cerrar las negociaciones sobre el canje de su deuda, dijo el jueves un portavoz del gobierno heleno.

"Hay tres o cuatro puntos complicados", expresó el portavoz Pantelis Lapsis a la cadena de televisión MEGA.

"El grueso de las negociaciones ha concluido", agregó el portavoz.

Los puntos que quedan por resolver giran en torno a los salarios, las pensiones suplementarias y la recapitalización de los bancos.

Los banqueros y funcionarios del Gobierno han dicho que el segundo rescate para Grecia de 130.000 millones de euros debe acordarse antes de cerrar un pacto con los acreedores privados sobre un canje de la deuda griega.