Nueva York. El juez estadounidense Thomas Griesa, que instruye el caso entre Argentina y los fondos especulativos, dio luz verde este martes a Citibank para efectuar el pago a los bonistas de deuda reestructurada con vencimiento el 31 de diciembre de 2014 por un valor de US$85 millones.

Además, Griesa pospuso la audiencia programada para el 9 de diciembre en el tribunal de Manhattan hasta después del 1 de enero de 2015.

Citibank apeló el desbloqueo de los bonos en dólares emitidos bajo legislación argentina y el juez dio un mes de tiempo a los fondos especulativos para demostrar que el argumento presentado por los abogados de la entidad bancaria eran falsos.

Los abogados de Citibank argumentaron que estos bonos no eran de deuda externa, sino deuda interna emitida en moneda extranjera, por lo que no les era aplicable la cláusula "pari passu" que obligaba a esperar a que los fondos especuladores recibieran simultáneamente un pago equivalente.

Según la orden publicada hoy por el magistrado estadounidense, Citibank sí podrá procesar los pagos realizados por Argentina en concepto de intereses para los bonistas de deuda reestructurada, así como a toda la cadena de pago a través de intermediarios que descienda desde el banco a los tenedores de bonos.

Sin embargo, permanecen bloqueados íntegramente los US$534 millones girados por Argentina al Bank of New York Melon (BoNY) y que, bloqueados por Griesa, produjeron el cese parcial de pagos en el país suramericano.