Bruselas. La aceptación de una quita del 50% de la deuda griega por parte de los inversores del sector privado debería ser muy alta, en opinión del director gerente del Instituto de Finanzas Internacionales, una agrupación de bancos globales.

Los líderes de la zona euro alcanzaron un acuerdo este miércoles por la noche con los bancos privados y las aseguradoras para la aceptación voluntaria de un descuento del 50% de sus inversiones en deuda soberana griega, con el fin de aliviar la carga de Atenas e intentar contener la crisis de deuda de la zona euro.

"Pensamos que (la aceptación) probablemente sea muy, muy alta", expresó Charles Dallara, quien encabezó las negociaciones con funcionarios de la Unión Europea en nombre de los bancos y tenedores privados de bonos.

Dallara dijo en una sesión informativa con la prensa horas después de concluir las negociaciones de los líderes de la UE que confiaba en una aceptación amplia y que tenía motivos para creer que los presidentes ejecutivos y otros inversores aceptarían el acuerdo.

"Todas las partes reconocieron que no sólo el futuro de Grecia, sino también el futuro de Europa y de la economía mundial estaba en juego", agregó durante su intervención en Bruselas.

Dallara agregó que el hecho de que la aceptación sea voluntaria era fundamental.

"Un planteamiento involuntario podría haber causado una verdadera calamidad. Grecia podría haberse visto excluido de los mercados de capitales durante una generación (...) y Europa podría haber caído en recesión", indicó Dallara.

El director gerente señaló que todavía había que definir ciertos detalles, como las "mejoras de los créditos" o "endulzamientos" de 30.000 millones de euros.

El objetivo es completar las negociaciones del paquete antes de final de año para que Grecia disponga de un programa de ayuda financiera pleno de aquí al 2012.

Dallara comentó que los inversores privados en bonos no tendrán que enfrentarse a varias opciones, como ocurrió cuando aceptaron originalmente una quita del 21% para la deuda griega en julio.

"Creo que será más simple (...) con un canje directo", dijo Dallara.