Unos 400 mil pequeños contribuyentes deben regularizar su situación con el fisco, ya sea por omisos, falta de pago o porque no han registrado su baja de ese régimen ante la SAT, informó ayer el intendente de recaudación, Omar Franco.

El funcionario refirió que estos contribuyentes podrán aprovechar el período de exoneración generalizada de multas, intereses y recargos que por tres meses estará vigente, y que empezó el 12 de junio último, según el acuerdo gubernativo 174-2014.

Datos de la SAT refieren que al 31 de marzo pasado se reportaban registrados en ese régimen 743 mil 543 contribuyentes.

El funcionario explicó que cuando se reformó la ley del impuesto al valor agregado (IVA) y se estableció que las facturas de pequeño contribuyente ya no generaban crédito fiscal, a muchos se les pidió pasarse a otros regímenes.

Además, con otras reformas al impuesto sobre la renta (ISR), a los empresarios les convino más contratar a sus trabajadores mediante el régimen por dependencia y no por servicios o contrato, por lo que se incluyeron en la planilla para que esos montos puedan ser deducidos del ISR.

En muchos de esos casos la persona no se dio de baja en el régimen de pequeño contribuyente por lo que aparecen en la SAT con omisos, ya que con la nueva ley establece que aunque no facturen deben presentar mensualmente declaración, agregó.

En otros casos puede ser que no estén reportando su facturación, afirmó.
Si se amparan en la exoneración durante el primer mes podrá perdonárseles hasta el cien por cien de multas.