Ejecutivos de la compañía Ternium, fabricante de aceros laminados que opera una planta en Villa Nueva, confirmaron ayer la eventualidad de recurrir a otras instancias por la resolución que emitió la Dirección de Administración del Comercio Exterior (Dace) por el caso de las importaciones de acero galvanizado de la República Popular de China a Guatemala.

“Por las inversiones que Ternium ha hecho en los últimos años, que superan los US$27 millones, la compañía evalúa iniciar una demanda inversor-Estado, a través de su principal accionista, Ternium España”, declaró por medio de un comunicado de prensa Sebastián Castro, director de la referida compañía para Centroamérica.

El ejecutivo informó que la compañía seguirá operando en Guatemala; sin embargo, analizan ejecutar las acciones por medio de Ternium España, país de origen, de donde provienen los fondos para la operación en Guatemala.

La Dace considera que no hay daño económico por las importaciones de acero que provienen de China.
Ternium solicitó la implementación de medidas por la supuesta existencia de dumping. Sin embargo, tras la resolución, los importadores podrán traer la materia prima sin restricciones.