Trabajadores de cuatro municipios del Guatemala recibirán un sueldo mensual de Q1.250 (US$160,5), más Q250 (US$32,1) de bonificación, informó ayer el presidente Otto Pérez Molina.

Con el respaldo de los alcaldes de esos cuatro municipios, el anuncio fue dado a conocer en medio de la oposición del sector sindicalista.

Las regiones en donde será aplicado ese salario debajo del mínimo, a partir del 1 de enero del 2015, son San Agustín Acasaguastlán y Guastatoya, El Progreso; Estanzuela, Zacapa; y Masagua, Escuintla.

El anuncio se dio poco después de que el salario mínimo mensual del 2015 para actividades agrícolas, no agrícolas y de maquila fuera elevado en un 5%.

Según el Instituto Nacional de Estadística, el costo de la canasta básica alimentaria se situó en Q3.218.10 (US$413,3) a noviembre último.

La Unidad Sindical de Guatemala anunció que se reunirá hoy para pronunciarse contra el pago de los Q1.500 (US$192,6), porque consideran que viola la Constitución.

Carlos Contreras, ministro de Trabajo, explicó que la medida fue aprobada porque el ingreso mensual promedio de los pobladores de esos cuatro municipios es de Q600 (US$77), por lo que se debe ver como un aumento.

“La razón es porque la abundancia de trabajadores hambrientos contrasta con la ausencia de puestos de trabajo. Los jóvenes están dispuestos a trabajar en condiciones inferiores a la Ley”, comentó el funcionario.

En respuesta a la “enorme necesidad de empleo planteada por las comunidades, decidimos fijar el salario base”, expresó Pérez Molina.

“Es una decisión y asumo la responsabilidad, porque es una función del presidente velar por el bienestar y luchar contra la pobreza”, agregó.

Inversión

Con esa medida se espera la creación de 10 mil nuevos empleos en el 2015 en los cuatro municipios, además de unos Q800 millones (US$102,7M) en inversión.

Según el Gobierno, hay más de 50 empresas interesadas en invertir en esas regiones para aprovechar el salario acordado.

Según Sergio de la Torre, ministro de Economía, hay oportunidades en las áreas de ensamblaje de equipos electrónicos, como teléfonos celulares, tabletas y computadoras, y en montaje de motocicletas, bicicletas y piezas para vehículos.

También habría posibilidades para el sector de vestuario y textiles y otras industrias de transformación de bienes.

El acuerdo gubernativo que pondrá en vigor la nueva medida será publicado hoy, informó el Ejecutivo.

En los cuatro municipios no se encuentra ninguna empresa de manufactura liviana, por lo que las nuevas compañías que se instalen y que cumplan con los requisitos podrán pagar el nuevo sueldo. Además, deberán ofrecer cobertura del Seguro Social a sus trabajadores.

Por cada mil empleos generados serán aportados Q35 millones en salarios, detalla el proyecto, que agrega que por cada empleo formal se generarían otras dos plazas formales indirectas.

Juan Carlos Paiz, comisionado presidencial para la Inversión y la Competitividad, aseguró que a partir de enero varias desarrolladoras han previsto comenzar la construcción de bodegas para recibir a las nuevas compañías.

Explicó que la Secretaría de Planificación de la Presidencia deberá hacer estudios para el ordenamiento territorial, mientras que el Instituto Técnico de Capacitación y Productividad preparará cursos de las áreas técnicas necesarias para atraer industrias.

Respaldo

Los alcaldes promovieron la creación de los nuevos sueldos en cada uno de sus municipios. Julio Girón, alcalde de Estanzuela, Zacapa, afirmó que se solucionará el problema de la necesidad de ingresos de los vecinos.

Saúl Beltetón, de Guastatoya, El Progreso, calificó la decisión de “regalo de Navidad”. Blanca Alfaro, de Masagua, Escuintla, aseguró que las personas tendrán acceso al Seguro Social.

José Marroquín, alcalde de San Agustín Acasaguastlán, resaltó su agradecimiento por la nueva medida, que espera que genere empleos.

Sindicalistas

Medida ilegal

Rigoberto Dueñas, de la Federación de Trabajadores Campesinos y Urbanos, destacó que la medida “viola la Constitución Política
de la República”.

“Es inconstitucional, por la irrenunciabilidad de los derechos establecidos en el artículo 106 de la Carta Magna”, dijo.

Señaló que el artículo 12 del Código de Trabajo declara nula toda acción que menoscabe el derecho de los trabajadores.

Alcalde

“Poco o mucho”

No se trata de discutir si es poco o mucho, afirmaron los alcaldes de los cuatro municipios.

Julio Girón, jefe edil de Estanzuela, Zacapa, apuntó que el nuevo salario, comparado con los ingresos reales de la población, es un beneficio que ayudará a mejorar las condiciones de vida.

“No es el hecho de si es poco o mucho, es una oportunidad de competitividad”, señaló.

Sector privado

El gremio empresarial se mostró conforme con la decisión y aseguró que traerá beneficios al país.

Javier Zepeda, director ejecutivo de la Cámara de Industria, resaltó que es una forma de incentivar la inversión, para que se descentralice la empresarialidad hacia el resto del país.

“Como no hay mucha industria manufacturera, se puede trascender de lo artesanal a darle valor agregado”, dijo.