La desaceleración en los ingresos tributarios registrada en abril pasado podría obligar a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) de Guatemala a revisar las proyecciones de ingresos establecidos en el Presupuesto del Estado para  2012.

Según un análisis de la SAT, un comportamiento similar en los meses siguientes significaría el comienzo del impacto del comercio exterior, “debido a la incertidumbre internacional generada por la crisis iniciada en la zona del euro”.

El informe refiere que el estancamiento del mes pasado se debe en “una pequeña parte” a una leve reducción en precios como el de los combustibles y otra a la reducción del volumen de producto importado.

Durante abril, la recaudación reportó un leve crecimiento de 0,17% respecto del mismo mes de 2011, para alcanzar ingresos por Q4.174,3 millones (US$528 millones) —Q7,2 millones más que el año pasado (US$910.788)—.

El análisis agrega que el temor y la incertidumbre pueden continuar y generar expectativas que deriven en la reducción del nivel de importaciones gravadas, por ello, advierten la posible necesidad de revisar las proyecciones de ingresos.

Datos de los ingresos reflejan un crecimiento acumulado de 9% de importaciones y de no repuntar durante el año, no se podrá llegar al 13% proyectado.

La recomendación, dice el documento, es que “deberá reconsiderarse —la proyección— para no afectar las finanzas del Estado en los meses siguientes”.

Estancamiento. En enero se reportaron US$1.065,3 millones de importaciones, con un crecimiento de 15,4% respecto del mismo mes del año pasado. En febrero crecieron 16,7% y llegaron a US$1.096,5 millones, en marzo crecieron 8,09%y se registraron en US$1.280,9 millones. Mientras que en abril ya se nota el cambio, y se registran sólo US$1.075 millones, lo que significa una baja de 1,38% respecto de abril del 2011.

El crecimiento acumulado a abril es de 9.07%.

La importancia de los impuestos por importaciones en la estructura tributaria del país es que significan  30% del total de ingresos.

Miguel Gutiérrez, superintendente de Administración Tributaria, indicó: “La recaudación al 30 de abril muestra un ritmo de crecimiento muy lento respecto de lo que observamos el año anterior”.

Refirió que 2012 inició con un comportamiento en el nivel de ingresos similar al del año pasado, pero marzo y abril “evidencian una merma en los niveles de importación”.

Gutiérrez reforzó lo que refiere el análisis en cuanto a la situación actual, que puede tener su origen en la incertidumbre por los problemas económicos en la zona del euro.

“Hay que recordar que muchos países europeos ya están reconociendo una recesión al computar dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo. Pero lo importante para Guatemala y el resto de nuestros principales socios comerciales será el efecto que tendrá la crisis en Europa sobre Estados Unidos. Por el momento todo parece indicar que observaremos conjuntamente una desaceleración de la actividad económica, una merma en la recaudación tributaria”, manifestó Gutiérrez.

Agregó que la merma tiene ver con el impacto positivo temporal que causó en la recaudación de 2011 la aplicación del Acuerdo Gubernativo 46-2011, con el cual se exoneraron los intereses y recargos por impuestos atrasados.

Gutiérrez añadió que también se logró desmantelar empresas que emitían facturas falsas y las cuales se denunciaron.

Escenario incierto. El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) advirtió recientemente que este año los ingresos tributarios se ubicarán en alrededor de Q43,2 millones, unos Q435 millones por debajo de lo proyectado en el Presupuesto 2012.

Según Ricardo Barrientos, economista del Icefi, la caída de la recaudación redundará en una merma de la carga tributaria —recaudación como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB)— y este año se ubicará en 10,9%, mientras que en el Presupuesto se estimó en 11,1%.

En su diagnóstico “Guatemala: los desafíos fiscales del nuevo gobierno”, el Icefi señala que sus cálculos toman en cuenta las últimas proyecciones macroeconómicas del Banco de Guatemala (Banguat), donde se revisan a la baja las estimaciones de crecimiento económico, comercio exterior y otras variables sobre las cuales fue calculado el Presupuesto de este año.

Barrientos explicó que en tanto que el cálculo del Presupuesto 2012 se hizo sobre la base de las proyecciones macroeconómicas a junio del 2011, con una estimación del crecimiento de la economía en 3,3%, la última revisión de las proyecciones del Banguat ajustan esa cifra a 3,1%, lo que supone una mayor cautela.

Pedro Prado, analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), pese a que a abril, los ingresos tributarios registraron un menor crecimiento, la recaudación aún no entró en una fase de estancamiento.

“Lo que sí es conveniente es que las autoridades económicas le tomen el pulso a lo que pasa en Europa, de manera que puedan establecer varios escenarios de la crisis latente”, indicó.

Prado expuso que si bien no hay certeza de lo que pueda pasar en Europa, se debe considerar que de agravarse la crisis afectaría a Estados Unidos, el principal socio comercial de Guatemala y, con ello, habría un impacto en la recaudación por la vía del comercio.