Ciudad de Guatemala. Hasta enero se prolongará la discusió del proyecto de ley para el fortalecimiento del sistema tributario en Guatemala, conocida como Antievasión 2, iniciativa que buscar recaudar Q900 millones (US$110 millones).

Si bien el marco regulatorio no prevé la creación de nuevos impuestos, sí contempla por ejemplo aumentar de Q65 mil (US$8.000) a Q150 mil (US$18.000) el margen de facturación máxima para que una compañía aún se considerada como una pequeña empresa.

Según relata el diario Prensa Libre, el proyecto busca ampliar la base tributaria con una mejor definición para recaudar el Impuesto sobre la Renta (ISR).

La iniciativa legal ha tenido vaivenes en su discusión, pero se estima que ya se encuentra en su fase final.

En todo caso, subsiste la posibilidad de que no se logre consenso para su aprobación y en ese caso expertos consultados por el diario señalan que existen dos riesgos. En primer lugar no contar con recursos, lo cual obligará a adquirir nueva deuda, y el segundo sería un nuevo revés para el gobierno de la UNE, que podría sumar un nuevo fracaso a su débil política económica.