Brasilia. El aumento del techo de deuda de Estados Unidos evitó el default, pero no fue "satisfactorio" en la medida en que no dio al gobierno estadounidense las condiciones para fomentar el crecimiento, dijo este miércoles el ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega.

"Lo que me preocupa, el tema de fondo, es la dificultad de la recuperación económica (en Estados Unidos), la mantención de un desempleo elevado, la débil recuperación de la demanda, la no resolución de los problemas que llevaron a la crisis subprime", comentó Mantega a la prensa, y agregó que esa situación se arrastrará por algunos años.

El ministro dijo que todo el mundo, incluyendo los países con economías emergentes, sufre las consecuencias de las dificultades de la mayor economía del mundo.

"Tenemos que defendernos tomando medidas que coloquen un cordón de aislamiento en Brasil para que no sea perjudicado por esta situación", declaró.

Mantega dijo que considera que Estados Unidos no debería sufrir de la rebaja de la calificación de su deuda soberana por parte de las agencias de clasificación de riesgo porque, desde el punto de vista financiero, el país permanecerá sólido.

Además, ironizó con el hecho de que una agencia china de clasificación de riesgo haya rebajado la deuda estadounidense.

"Ellos deberían tener cuidado porque el principal acreedor de Estados Unidos es China. Es decir, están rebajando los títulos que ellos poseen", sostuvo.