Brasilia. El gobierno de Brasil está prestando especial atención a las transacciones del mercado de futuros como parte de su esfuerzo para frenar la apreciación del real, dijo este viernes el ministro de Hacienda, Guido Mantega, en una entrevista con la red de televisión GloboNews.

Mantega señaló que el gobierno no pudo aplicar el impuesto IOF sobre las operaciones financieras a las transacciones de derivados, pero podría introducir otras posibles medidas, tales como reducir la exposición al riesgo y limitar el apalancamiento.

La semana pasada, Brasil elevó el impuesto IOF a las inversiones extranjeras en fondos de renta fija y de acciones de un 2% a un 4%, pero no realizó ningún cambio a las transacciones de derivados en la bolsa de mercaderías y futuros BM&F.

El ministro reconoció que la medida no ha logrado reducir los flujos de inversión, pero agregó que apuntaba en mayor medida a limitar los "abusos".

El real brasileño se ha apreciado en cerca de un 5% frente al dólar desde principios de septiembre y en alrededor de un 30% durante los últimos 18 meses por la influencia de fuertes flujos de inversiones extranjeras.

Mantega también dijo que el gobierno no ve valor en reducir el gasto público como una manera de aliviar la presión sobre la inflación y las tasas de interés locales.

"Si la inflación es baja en Brasil, y está bajo control, eso indica que el gasto público no es excesivo. Está regulada, no tiene sentido reducir el gasto para bajar la tasa de interés", señaló.

El gobierno tiene una meta de inflación anual de un 4,5%.