Brasilia. El gobierno de Brasil tomaría medidas adicionales en el 2012 para proteger a la industria local de una potencial inundación de importaciones baratas ante la desaceleración económica global, dijo el jueves el ministro de Hacienda, Guido Mantega.

Mantega, en el marco de un desayuno con periodistas en Brasilia, evitó especificar cuáles serían esas medidas.

El ministro dijo que espera que la economía del país crezca entre un 3% y un 3,5% este año y en torno a un 4% en el 2012 si la crisis global empeora.

Sin embargo, insistió en que, por ahora, estima para el año próximo una expansión de entre un 4,5% y 5%.