Sao Paulo. La tasa de inflación de Brasil será menor este año que en el 2012 y el gobierno continuará generando grandes excedentes presupuestarios, estimó el martes el ministro de Finanzas, Guido Mantega.

Brasil no logró alcanzar en el 2012 su meta de superávit presupuestario primario y ha debatido una posible reducción de su objetivo para liberar fondos para inversión y así impulsar la economía. La inflación el año pasado fue de 5,84 por ciento.

En cuanto al mercado cambiario, Mantega reafirmó en un evento en Sao Paulo que es de libre fluctuación aunque el gobierno seguirá tomando medidas para evitar excesivas distorsiones y garantizar una menor volatilidad.