Asunción. El Ministerio de Hacienda inyectará a la economía más de G. 3,9 billones (US$ 683 millones) en concepto de pago de sueldos y aguinaldos correspondiente a los meses de noviembre y diciembre, que se espera contribuya a dinamizar el consumo, según el anuncio oficial.

Los salarios del mes noviembre se pagarán desde el próximo jueves 24, con lo que se liberarán fondos por más de G. 1,2 billones (US$ 216 millones), que incluyen también jubilaciones y pensiones, según lo anunciaron ayer el viceministro de Administración Financiera del Ministerio de Hacienda, Ramón Ramírez, y el director del Tesoro, Óscar Llamosas.

En diciembre, los pagos de sueldos y aguinaldos, en forma conjunta, empezarán a partir del viernes 16 y representará una inyección de más de G. 2,6 billones (US$ 467 millones), añadieron las autoridades.

En total en el periodo comprendido entre el 24 de este mes al 28 de diciembre se estaría desembolsando poco más de G. 3,9 billones (US$ 683 millones) y beneficiando a 441.000 funcionarios activos, jubilados y pensionados (incluyendo adultos mayores).

El viceministro Ramírez dijo que con estos recursos a ser inyectados a la economía se espera contribuir a dinamizar el consumo, el comercio, los servicios y el conjunto de actividades financieras.

Los veteranos cobrarán desde el 19 de diciembre y también recibirán una gratificación o aguinaldo de G. 1.683.744, que llegará a aproximadamente 341 excombatientes de la Guerra del Chaco, dijo Ramírez.

Los jubilados y pensionados, herederos y adultos mayores percibirán sus haberes a partir del 21 de diciembre.

En el caso de los jubilados y herederos beneficiarios de la Caja Fiscal, cobrarán una gratificación o aguinaldo equivalente al 100% de sus haberes, pago que se realizará el 28 de diciembre.

El viceministro puntualizó que es un gran esfuerzo financiero que el Gobierno está realizando, como los años anteriores, para abonar la gratificación a los jubilados y herederos.

En este contexto, Ramírez aprovechó la ocasión para destacar que estos pagos son posibles porque se cuenta con un presupuesto, que a pesar de sus limitaciones, es financiable y esto es producto del trabajo que se realizó el año pasado con el Congreso Nacional.

Esto en alusión a que la Cámara de Diputados le dio media sanción al presupuesto 2017 con un incremento de más de G. 461.043 millones (US$ 80,6 millones) por encima del tope de gasto establecido por el Ejecutivo y que en principio los legisladores se comprometieron a respetar.

El presupuesto será tratado el próximo 29 en la Cámara de Senadores y Hacienda aguarda que “desinflen” los gastos.