La presidenta del Banco Central de Honduras (BCH), María Elena Mondragón, expresó que tienen registrado de manera oficial tres rubros de financiamiento con el gobierno de Venezuela, pero desconoce que se haya efectuado una transferencia directa de US$100 millones del gobierno de Venezuela a Honduras.

En función de lo anterior, vale preguntar: Si el BCH no reporta esta “donación” en las arcas del Estado, entonces, ¿a los bolsillos de quién fueron a parar estos recursos?

Mondragón dijo que en los acuerdos de financiamiento no existe el traspaso de US$100 millones efectuado por el mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, al entonces presidente Manuel Zelaya.

“En los registros del Banco Central debiera estar si ha habido depósitos, recuerde que el Banco Central es únicamente un agente bancario, es un depositario de los valores del Estado y debería de estar registrado si se hizo el depósito a nombre de alguna institución en particular, de lo contrario, no estaría registrado”, reiteró.

El Banco Central, explicó la funcionaria, ha manejado en calidad de fiduciario, y el fideicomitente siempre ha sido la Secretaría de Finanzas, tres fideicomisos.

En las relaciones bilaterales con Venezuela, continuó, se desprenden tres grandes rubros, todos sabemos que se tratan de los fondos que se originaron por el acuerdo energético de Petrocaribe.

Este acuerdo o este fideicomiso que manejó el BCH se liquidó en abril del año pasado y se dieron las explicaciones del caso, en torno a cuáles fueron los destinos de esos recursos.

El Banco Central emitió en abril el finiquito correspondiente. El saldo de la deuda procedente de este acuerdo de Petrocaribe y los pagos que se realizan están a cargo de la Secretaría de Finanzas.

Mondragón expresó que las otros dos fuentes de recursos son una línea de crédito de US$30 millones destinados a Banadesa para crédito de micro, pequeños y medianos agricultores.

De estos recursos se desembolsaron US$17 millones y hay disponibles tres.

Luego está un bono de US$50 millones de dólares, que compró la república de Venezuela, y de eso se desembolsaron hasta ahora alrededor de US$34.8 millones destinados a los programas de vivienda y crédito al sector informal de la economía.

En enero de 2008, el ex presidente Manuel Zelaya suscribió el acuerdo petrolero con su homólogo Hugo Chávez, en julio de 2009 la iniciativa fue suspendida por Venezuela en represalia por la salida de Zelaya del poder.

El presidente Porfirio Lobo ha expresado en el pasado reciente que Honduras podría reincorporarse y disfrutar de los beneficios de esta iniciativa.

En ninguno de estos convenios hay una donación de US$100 millones, de manera que para las arcas del Estado, estos fondos nunca llegaron al país.