Tegucigalpa. El gobierno de Honduras espera lograr un nuevo programa económico con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por una duración de dos años. Así lo revelaron a El Heraldo fuentes oficiales que participan en el equipo técnico que elabora las metas indicativas y reformas estructurales que contendrá la próxima Carta de Intenciones.

El último acuerdo “stand by” precautorio fue negociado para un período de 18 meses, o sea del 1 de octubre de 2010 al 31 de marzo de 2012.

El nuevo arreglo se espera que entre en vigencia en junio próximo y expire en mayo de 2014. Sin embargo, el período de vigencia será definido por el Gabinete Económico.

La administración de Porfirio Lobo Sosa pretende que el nuevo gobierno que asuma el 27 de enero de 2014 encuentre un acuerdo vigente con el FMI.

Preparación. Un equipo técnico del gobierno de Honduras ha comenzado a trazar el contenido de lo que será el nuevo programa que negociarán con el FMI. El cronograma de trabajo indica que en abril próximo arribará la misión técnica del Fondo Monetario a revisar las metas indicativas y las reformas estructurales acordadas para el período enero-marzo del presente año.

Para avanzar en las negociaciones, una misión hondureña estuvo la semana anterior en Washington, donde se reunió con personeros del Fondo Monetario para conversar sobre algunos aspectos que serán parte de la nueva carta de intenciones.

Las autoridades del Banco Central de Honduras (BCH) y de la Secretaría de Finanzas (Sefin), quienes representan al país en la asamblea de gobernadores del FMI, consideran que el gobierno aprobará el programa negociado para el período 2010-2012.

Según la presidenta del Banco Central, María Elena Mondragón, Honduras puede lograr la firma de un nuevo acuerdo “stand by” precautorio, similar al vigente. El país tiene otra opción como el Instrumento de Apoyo a la Política Económico (IAPE). En mayo próximo se conocerá si habrá o no un nuevo programa.