La acelerada pérdida de reservas internacionales netas en poder del Banco Central ha sido tomada con normalidad por las autoridades de esa institución rectora de la política monetaria de Honduras.

Pese a las implicaciones que tiene en el sistema cambiario con la puesta en vigencia de una devaluación controlada del lempira, la que ejecuta el directorio del BCH desde sus cómodos despachos ubicados en el tercer piso de esa oficina pública, la caída de las reservas monetarias puede afectar en el mediano plazo otras variables como la base monetaria para restringir la circulación de dinero, de acuerdo con lo explicado por expertos en esa materia.

Agregan que en la medida que el Banco Central pierda reservas, la estabilidad de la moneda nacional está en riesgo y puede llegar al extremo de pasar de las microdevaluaciones a las devaluaciones.

Normalidad. La presidenta del BCH, María Elena Mondragón, a su regreso de Estados Unidos fue abordada este lunes por los medios de comunicación en el aeropuerto Toncontín acerca de la pérdida de US$517 millones en 60 días.

La funcionaria calificó de normal la caída de las reservas internacionales netas, lo que a su criterio responde a una situación "estacional".

La presidenta del Banco Central de Honduras considera que en el último trimestre de este año se reportará una recuperación de las reservas internacionales.

La entrevistada manifestó que entre agosto y septiembre siempre ocurre una mayor demanda de divisas para cubrir las compras de fin de año.

No obstante, Mondragón considera que este año hay un elemento adicional y fue la especulación generada en agosto cuando entró en vigor el mecanismo de banda cambiaria, vigente desde el 25 de julio anterior.

Estadísticas del BCH revelan que la demanda de divisas de los agentes económicos a través de los bancos y casas de cambio se disparó de US$40-US$50 millones diarios a US$100-US$130 millones al día.

Lo anterior explica, añadió, que la pérdida de reservas no fue por la reactivación de la banda cambiaria.

La presidenta del Banco Central de Honduras considera que en el último trimestre de este año se reportará una recuperación de las reservas internacionales.