El cierre de las tiendas libres significará para el fisco recaudar unos 260 millones de lempiras (US$13,4M) adicionales en concepto del impuesto sobre ventas (15%) que se aplica a la importación de licores y cigarrillos.

La Dirección Ejecutiva de Ingresos autorizó el 23 de febrero de 2010 la intervención de 37 duty free que operaban en los predios aduaneros terrestres y en varios centros comerciales del país por su presunta vinculación al comercio ilegal de bebidas alcohólicas, cigarros y otros productos, lo que después fue corroborado por personal de la DEI.

Fue la Unidad Investigativa de EL HERALDO la que puso al descubierto el trasiego ilegal de mercancías desde las tiendas libres. José Oswaldo Guillén, ministro director de Ingresos, dijo que la denuncia fue confirmada y por eso se procedió al cierre de esos negocios que operaron por varios años al margen de la ley.

Recaudaciones

La medida de cerrar los duty free se ha visto reflejada en el comportamiento recaudatorio del 15%. En 2009 se reportaron 667.2 millones de lempiras por concepto de ese impuesto y en 2010 aumentaron a 839,6 millones, equivalente a un incremento de 172,4 millones.

De enero a marzo de 2010 se registraron 172,5 millones de lempiras en concepto del ISV aplicado a licores y cigarrillos importados, mientras que en el primer trimestre de este año se recolectaron 276,3 millones, lo que significa un incremento de 103,8 millones.

Se considera que durante 2011, el 15% contribuirá con alrededor de 1,100 millones de lempiras, superior en 260 millones a lo registrado el año pasado, cuando fue de 839,6 millones.