Tegucigalpa. El Congreso Nacional se prepara para asestar un nuevo golpe a las finanzas públicas. Esta vez se trata de un nuevo proyecto de ley que busca ampliar los beneficios fiscales a la industria camaronera de Honduras, lo que significará para el fisco dejar de recaudar decenas de millones de lempiras vía impuestos.

La aprobación de más exoneraciones fiscales ocurre en momentos en que el gobierno de Porfirio Lobo Sosa ha anunciado que viene la revisión de todas las exenciones vigentes y el Congreso Nacional debate aumentar la carga impositiva para las personas naturales y jurídicas extranjeras radicadas en Honduras.

El tema está siendo tratado con mucha discresión en el Poder Legislativo.

Beneficios fiscales

La iniciativa de ley no sólo amplía las exenciones que goza la industria nacional de la camaricultura, sino que busca aprobar una amnistía tributaria para este sector.

De acuerdo con el proyecto ley, se busca reformar el artículo 15 de la Ley de Zonas Libres para que las plantas procesadoras acogidas a este régimen especial puedan comercializar el 5% de su producción en el mercado nacional, sin el pago de impuestos, ya que en la actualidad están obligadas a declarar y tributar por lo que venden en el país.

Otra reforma es al artículo 4 de la Ley de Importación Temporal para que ese rubro económico pueda restituir las otras formas de garantía, como el pagaré, prenda aduanera, una fianza extendida por una empresa aseguradora o cualquier otra aceptada por la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI).

La iniciativa de ley contiene una amnistía tributaria durante un período de tres meses, con la finalidad de que aquellas empresas que no han enviado los reportes a la Senasa y Digepesca de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) puedan hacerlo sin el respectivo pago de multas, intereses y recargos.

Además, el artículo 12 del proyecto de ley señala que “por esta única vez y a fin de que los proyectos camaroneros puedan regularizar su situación ambiental, por el término de un año, contado a partir de la vigencia de la presente ley, se les exonera del pago del canon de licencia o auditoría ambiental establecido en el artículo 5 de la Ley General del Ambiente”.

Oposición

Instituciones no gubernamentales como el Comité para la Defensa de la Flora y Fauna del Golfo de Fonseca (Coddeffalgolf) han manifestado su oposición a este proyecto de ley porque únicamente se estaría favoreciendo a los grandes empresarios nacionales y extranjeros que conforman la industria hondureña de la camaricultura.

Se trató de conocer la opinión de la Asociación Nacional de Acuicultores de Honduras (Andah), pero fue imposible.