Mientras el Congreso Nacional presiona para que el aporte anual del sector privado a la tasa de seguridad sea de 1.500 millones de lempiras (US$77,9M), el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Cohep), Santiago Ruiz, responde que el aporte compartido de su sector y de los consumidores podría ascender a 500 millones.

La opinión la brindó el líder empresarial en el marco de una conferencia de prensa donde comparó que 1.500 millones de lempiras representan casi la mitad del presupuesto total de la Secretaría de Seguridad. "Es posible que con todas las acciones que se proponen se logre recaudar 500 millones de lempiras para la denominada tasa de seguridad", indicó.

Según Ruiz, hasta el momento técnicos de la Secretaría de Finanzas y de la comisión de Seguridad del Congreso Nacional comenzaron a evaluar junto a la cúpula del Cohep alrededor de 15 iniciativas posibles de aplicar para recaudar este nuevo tributo.

"No le veo por dónde recaudar ese montón de plata. Para el sector privado es imposible aportar 1.500 millones de lempiras", indicó Ruiz.

La asignación presupuestaria vigente para esta secretaría asciende a 3.110,5 millones de lempiras.

El dirigente empresarial expresó que entre las referidas iniciativas está la de cargar con un porcentaje a las llamadas de telefonía móvil y al galón de combustible, otros sectores hablan de que se podría cobrar otro porcentaje al consumo de bebidas alcohólicas.

"El precio de los combustibles subió durante unas 26 semanas consecutivas y nadie dijo nada", justificó Ruiz la posibilidad de gravar el consumo de carburantes con esta tasa de seguridad.

Para el empresario hasta ahora la Secretaría de Seguridad no ha presentado de manera oficial cuál es el destino que le piensa dar a estos recursos. "Desde hace unas semanas el Cohep se ha mostrado a favor de que se instituya la tasa de seguridad, pero que su administración se efectúe mediante un fideicomiso.

"Hemos recibido ataques muy fuertes en contra del Cohep y contra el presidente de la institución debido a este tema. Sin embargo, nosotros no hemos respondido y trabajamos en la vía de que tenemos un compromiso con el país y sabemos que los hombres somos transitorios", indicó.

El impacto. El presidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), Adolfo Facussé, expresó que el sector privado reconoce que existe un problema de inseguridad en el país; "sabemos que la Policía no tiene capacidad para enfrentar este problema y necesita recursos. Sin embargo, en 29 municipalidades se creó una tasa de seguridad que no ha resuelto este problema".

Facussé recomendó activar el Consejo Nacional de Seguridad Interior (Conasin), instituido en la ley, que sería la instancia para discutir las acciones en contra de la delincuencia.

"No hay que engañarse, si el gobierno impone una nueva carga tributaria, será para los consumidores vía alza al precio de los productos", dijo.

Para el empresario, continuó, en el país la Policía Nacional tiene 12,000 efectivos, pero se contabilizan unos 86,000 guardias privados, quienes reciben el doble del salario que devenga un policía.

"Las empresas y los bancos deberán continuar con su sistema de seguridad, aunque el gobierno imponga una tasa", dijo.