La evasión fiscal en Honduras continúa siendo alta.Las autoridades de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) confirmaron ayer el hallazgo de una serie de irregularidades en la oficina de Grandes Contribuyentes, lo que significó millonarias pérdidas para el fisco.De acuerdo con Miriam Guzmán, directora de Ingresos, han detectado cinco casos de grandes empresas que tuvieron como consecuencia un perjuicio para el erario.El pasado 19 de marzo, las autoridades de la DEI autorizaron a la Fuerza Nacional Antievasión (FNA) intervenir la Administración de Grandes Contribuyentes de Tegucigalpa para investigar una serie de anomalías denunciadas.

Una de las primeras acciones adoptadas fue la suspensión de Glenda Girón, encargada de esa dependencia, quien posteriormente fue separada, al igual que dos personas más. La oficina de Grandes Contribuyentes fue creada en 2010 con la asesoría del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.Guzmán ha denunciado el caso de 34 empresas que evadieron el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR), lo que significó dejar de recaudar entre 1.100 y 1.200 millones de lempiras.

IrregularidadesLa DEI ha sido en la última década una de las dependencias públicas de Honduras más cuestionada por actos de corrupción.No obstante, Miriam Guzmán responde que se han adoptado acciones para adecentar la Dirección Ejecutiva de Ingresos.En ese sentido, el Departamento de Recursos Humanos de la DEI continúa con las audiencias de descargo en contra de funcionarios y empleados de Grandes Contribuyentes por no haber mostrado diligencia en el manejo de expedientes.Dejó claro que se están siguiendos procedimientos y no son medidas arbitrarias en contra de los servidores públicos, ya que están apegadas al derecho.

La entrevistada dijo que ha tenido conocimiento de cinco casos de empresas, grandes contribuyentes, y están ahondando más en los expedientes para tener una idea más clara de lo que ha pasado.

Al preguntarle cuánto significó para el fisco estas irregularidades encontradas en la oficina de Grandes Contribuyentes, la funcionaria respondió: “las cifras son altas y el daño causado es igualmente alto”. “Ya giré instrucciones a la Secretaría General de la DEI para que se comiencen las acciones para poder ejercitar el derecho de repetición del Estado, que no es más que reclamar el perjuicio de estos funcionarios”.

La directora de Ingresos subrayó que no es posible que el Estado siga tolerando la falta de efectividad, la falta de compromiso institucional, lo que causa mucho perjuicio.Sostuvo que debido a los actos de un grupo de funcionarios y empleados se vencieron los tiempos, no observaron procedimientos, se violentaron muchas disposiciones internas, entraron a conocer, por ejemplo, expedientes de pequeños y medianos contribuyentes, cuando ellos estaban concentrados en el conocimiento de los grandes contribuyentes. “Es una serie de irregularidades por la no observancia de los procedimientos, que tuvo como consecuencia perjucicio para el fisco nacional”, concluyó la funcionaria.