Representantes de organizaciones afiliadas al Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) se reunieron este miércoles para afinar la estrategia que utilizarán en la presentación del recurso de impugnación del Decreto 42-2011.

Unos 100 empresarios serán parte de la Asamblea de Presidentes del Cohep, la que se desarrollará en San Pedro Sula.

La impugnación al cobro del 1% al Impuesto Sobre la Renta (ISR) ha sido ratificada por todos los sectores productivos luego de escuchar al presidente de la República, Porfirio Lobo Sosa, confirmar la sanción de la citada ley.

Confrontación. La reforma al Artículo 22 a la Ley del Impuesto sobre la Renta ha profundizado las diferencias entre el sector público y privado. El director ejecutivo del Cohep, Armando Urtecho, en tono molesto, retó a William Chong Wong y a Oswaldo Guillén, ministro director de Ingresos, a demandar o cerrar a las empresas que no cumplan con la reforma al Decreto 42-2011.

"El decreto está mal interpretado, el Congreso Nacional no se dio cuenta de que les metieron gato por liebre, la aplicación del mismo es a partir del período fiscal 2011 y comienza en enero y termina el 31 de diciembre, no lo pueden cobrar, desgraciadamente el director de la DEI cometió un error. Que cierren las empresas, vamos a ver si lo hacen", recalcó Urtecho.

Sobre la retroactividad de la ley, Urtecho respondió que la recomendación para las empresas fue que pagaran el impuesto conforme a lo que habían recaudado.

"El 1% es inconstitucional, lo sabe el director de la DEI, lo sabe el ministro Chong Wong. Estos decretos han sido pésimamente redactados, quisieron afectar a los ricos y lo que están cargando es la clase trabajadora", detalló el director del Cohep.

El diputado Francisco Rivera, presidente de la Comisión de Presupuesto II del Congreso Nacional, aseguró que "la molestia de los empresarios es el pago del 1% de sus ventas en caso de que estén evadiendo el Impuestos sobre la Renta, y no tanto la tasa de seguridad, pero usan esta última de excusa para negociar que se elimine la primera".

"No entendemos la reacción de los empresarios, la semana pasada estaban de acuerdo, incluso participaron en foros de televisión diciendo que sí apoyaban las medidas, ahora es que no, lo que sacamos como conclusión es que quieren negociar, es la clásica presión del que quiere lograr algo a cambio de otra cosa", sostuvo el parlamentario.

Rivera dijo que se han hecho diferentes análisis y el pueblo no sale afectado de ninguna manera con la medida, prueba de ello es que ni los sindicatos, ni las organizaciones campesinas, ni los estudiantes, ni el magisterio ni ninguna organización social se han manifestado en contra de la medida, solo los empresarios.

"Está claro que el sector que se siente afectado es el empresarial, y eso es lo que queríamos, que el pueblo no se viera afectado, solo se está pidiendo apoyo a los que más tienen, que son los empresarios y son el tres por ciento de los hondureños más acaudalados, a ellos es que no les gusta la medida porque parece que no tienen conciencia social", expresó.

Urtecho respondió a los comentarios de Rivera, "el diputado Francisco Rivera está mal informado, no defendemos evasores, sino principios constitucionales, así como defendimos a la Constitución hace pocos meses, así lo estamos haciendo ahora para beneficio de toda la población y no de un grupo".

Los empresarios de todos los sectores tienen las barbas en remojo con el tema de las nuevas cargas impositivas; el presidente de la Asociación Nacional de Avicultores de Honduras (Anavih), Adalberto Discua, comentó que "nosotros estamos muy preocupados, porque nos hemos visto muy afectados con el tema de aumento al salario mínimo, alzas de costos y ahora más impuestos. Una carga impositiva mayor viene a afectar más al sector".

Otros rubros como el sector exportador de café también expresaron a EL HERALDO su preocupación por estas reformas fiscales.

Miguel Pon, presidente de la Federación de Exportadores de Café de Honduras (Adecafeh), comentó que están preparando un análisis para conocer con exactitud cómo afectarán estas medidas al sector caficultor nacional, pues se tocan las actividades de exportación.