El aumento de 2,5% correspondiente a un porcentaje de la inflación más un plus aplicado por productividad es la oferta efectuada para fijar el salario mínimo para 2011 en Honduras.

"Este es un día crítico en el proceso de revisión del salario mínimo", indicó el director de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Mario Bustillo.

Los empresarios condicionan continuar en la mesa de diálogo compartida con la dirigencia obrera y el gobierno, si los sindicalistas aceptan negociar el sueldo de subsistencia para los próximos cinco años.

"Hemos llegado a un acuerdo que el aumento al salario mínimo será una combinación entre el crecimiento económico, productividad e inflación", explicó Bustillo.

Además, el ajuste salarial será diversificado de acuerdo al crecimiento económico de los rubros. "De no llegar a un acuerdo, no tiene sentido continuar en este diálogo", dijo.