Al entrar en vigencia el decreto ejecutivo número 260-2011, las personas morosas con el fisco tienen hasta el 31 de julio del presente año para honrar estas cuentas sin el pago de multas.

La referida normativa está sustentada en la Ley de Emergencia Fiscal y Financiera fue aprobada vía decreto 18-2010 del 15 de abril de 2010 y publicada en el diario oficial La Gaceta número 32,188 de fecha 16 de abril de 2010.

El plazo

En el acuerdo 260-2011 se establece hasta el 31 de julio de 2012 una amnistía para el pago de multas, recargos e intereses de todas las obligaciones pendientes del pago con el estado al 31 de octubre de 2011 que se encuentren en la vía judicial en los tribunales de la República. La ley faculta a la Procuraduría General de la República (PGR) efectuar las gestiones de cobro, suscribir acuerdos del pago correspondiente y realizar los disentimientos del caso.

Asimismo, tendrán el mismo tratamiento los casos pendientes o en trámite que se encuentren en la vía administrativa. El pago se podrá efectuar, según la normativa, en cheque de caja bancarios, cheque certificado, dinero en efectivo y en bienes previo avalúo y bajo el procedimiento que señala la Ley de Creación de la Dirección General de Bienes Nacionales.

El referido decreto también prorroga la vigencia del decreto 262-2010 de fecha 2 de diciembre de 2010 hasta el 30 de mayo de 2012, que instruye a la Secretaría de Finanzas por medio de la DEI y se autoriza a la PGR para que intervenga en la recuperación de adeudos al fisco. El acuerdo es aplicado a las personas naturales y jurídicas.