Una carrera desesperada hacia el cumplimiento de una meta histórica. La denuncia pública no fue suficiente y los nombres de unos 3.000 morosos con el fisco integrarán la próxima semana las listas negras de las centrales de riesgos privadas.

La medida es parte de una serie de acciones anunciadas ayer en conferencia de prensa por el director de Ingresos, Oswaldo Guillén, para alcanzar la inédita meta de recaudación de 50.000 millones de lempiras (US$2.594 millones)

El funcionario informó que se firmará el acuerdo con las empresas TransUnion e Infocom. "La medida va y esto no se va a detener. La próxima semana firmaremos el convenio con ambas compañías", indicó.

Las personas naturales y jurídicas que sean agregadas a estos listados tendrán problemas para obtener un préstamo bancario, tramitar la portación de una tarjeta de crédito o gestionar un crédito en una casa comercial.

La Diorección Ejecutiva de Ingresos (DEI) publicó el 1 de diciembre de 2010 los nombres de 2,111 contribuyentes que debían a la hacienda pública 4.121 millones de lempiras (US$213 millones)

Guillén indicó que durante los últimos días se agregaron los nombres de nuevos morosos y que la cifra ahora supera las 3.000 personas, entre naturales y jurídicas.

"De manera reciente publicamos el nombre de una empresa agrícola que le adeuda al estado más de 2,000 millones de lempiras por concepto por las ganancias de capital", reveló.

Según el funcionario, están "blindados" en contra de potenciales demandas que contribuyentes entablen en los tribunales porque la DEI integró sus nombres a la central de riesgos.

"Ingresos es la entidad encargada de recaudar los ingresos del estado y puede tomar todas las medidas necesarias para garantizar los recaudos", dijo.

Según Guillén, si los emisores de tarjetas de crédito utilizan este instrumento para recuperar sus créditos, por qué la DEI no puede emplearlo para captar los ingresos que le pertenecen al pueblo.

"Está en proceso la negociación con TransUnion e Infocom respecto a las categorías, los supuestos y las posibilidades que se aplicarían en contra de los morosos", indicó.

En la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) se explicó que estos burós de crédito tienen una fuerte vinculación con las casas comerciales.

La CNBS tiene una central de información para los emisores de tarjetas de crédito, bancos, compañías aseguradoras y asociaciones financieras, entre otras.

La Central de Riesgos constituye un mecanismo que registra el historial crediticio de una persona con el sistema financiero, derivado de los créditos otorgados a nivel de deudores, avales y situación de cobro. En su momento, la CNBS informó que hay unos 800,000 hondureños registrados en su central de información, muchos de ellos sin saberlo.

Otras acciones. La DEI también investiga a una compañía contable que falsifica documentos públicos para evadir el pago de tributos de al menos siete empresas.