El primer cuatrimestre de 2011 cerró con una recaudación de impuestos superior en 6,9% respecto a igual periodo del año pasado.

Cifras del Banco Central de Honduras (BCH) y de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) indican que lo recolectado fue de 14.205,9 millones de lempiras (US$738M), mayor a los 13.289,4 millones (US$690,6M) de enero-abril de 2010, equivalente a un incremento de 916,3 millones (US$47,6M) en términos nominales.

La ejecución en el primer cuatrimestre del presente año es equivalente al 28,2% de la meta total de ingresos tributarios aprobada por el Congreso Nacional, que es de 50.299.6 millones de lempiras (US$2.614M).

De los 14.205.9 millones de lempiras, los tributos que más aportaron fueron: el Impuesto sobre Ventas (12% y 15%) ascendió a 5.898,1 millones, el Impuesto sobre la Renta con 3.894,9 y el Aporte al Patrimonio Vial con 2.113,7 millones.

Esos tres tributos contribuyen con el 83,8% de los ingresos totales.


Funcionarios de la DEI y del BCH coinciden que uno de los factores que ha contribuido a la mejoría de las recaudaciones es la aprobación de la Ley de Fortalecimiento de los Ingresos, Equidad Social y Racionalización del Gasto Público (Decreto 17-2010), ya que se crearon nuevos tributos y se promulgó una serie de medidas para apoyar la gestión de la DEI para combatir la evasión.

Por su parte el ministro director de Ingresos, José Oswaldo Guillén, dice que los operativos en materia de rentas internas y aduaneras han tenido un significativo impacto en las recaudaciones, ya que al aumentar la percepción de riesgo el contribuyente se ve obligado a cumplir con sus obligaciones en tiempo y forma.