Las amenazas de más alzas en los productos de la canasta básica traen a debate la posibilidad de un nuevo congelamiento de precios.

Aunque para representantes obreros, mociones como la del diputado Leonel Gianini de retomar el decreto de congelamiento no son una opción que beneficie al pueblo hondureño.

Daniel Durón, secretario de la Central General de Trabajadores de Honduras (CGTH), los decretos anteriores no han funcionado porque no hay nadie que los supervise.

Desde hace 14 semanas, el designado presidencial Samuel Reyes coordina, junto a la Secretaría de Industria y Comercio, mesas de trabajo para analizar los costos de tres sectores: combustibles, alimentos y medicinas.

"Ni la Sic ni el designado presidencial estamos en posición de decretar un nuevo precio, pero sí estamos revisando costos, pues de lo que se trata es de concienciar al empresario e industrial para que no mueva los precios más allá de los costos y evitar la especulación", afirmó ayer el viceministro de comercio interior, Juan José Cruz.

Ampliación a Banasupro. Como parte de las medidas que el gobierno está empleando para contrarrestar el alza de precios, la Suplidora Nacional de Productos Básicos (Banasupro) busca una inyección de fondos de 50 millones de lempiras.

El proyecto, que ya está en el Congreso Nacional y ayer se esperaba su tercer debate, incluye la creación de más sedes de la suplidora a nivel nacional, actualmente hay 34 tiendas y se quiere llegar a 84. Asimismo, los fondos se utilizarían para adquirir más camiones para ampliar la red de tiendas móviles, según Cruz.