En comparación con los cinco primeros meses del año pasado, el valor importado de combustibles ascendió a US$550,4 millones, mostrando un aumento de US$83,8 millones en términos nominales.

Lo anterior se explica por el incremento del precio internacional, al cotizarse el barril de US$84 a US$110. Sin embargo, el BCH pronosticó que el precio promedio del barril de petróleo sería de 110 dólares, producto del mantenimiento del crecimiento previsto, tanto en las economías avanzadas como en las emergentes, lo que conduciría a una mayor demanda de los combustibles.

Asimismo, la crisis política en los países productores de petróleo de Oriente Medio y norte de África ha conducido a una escalada en los precios del petróleo y sus derivados.

En número de barriles, el volumen se mantiene en 7,6 millones para el período analizado. En 2010, Honduras importó 16,7 millones de barriles de derivados del petróleo por un valor de US$1.434,1 millones.