Tegucigalpa. El secretario de Finanzas hondureño, William Chong Wong, indicó que la meta del gobierno es lograr un déficit del PIB de -3.9%.
La idea es mantener el ritmo registrado entre enero-junio de 2011 y las perspectivas para el segundo semestre de este año que han sido tema de debate en los últimos días en Honduras. Mientras que el aumento del gasto corriente y una desaceleración en las recaudaciones tributarias han sido cuestionados por varios sectores de la sociedad.

La discusión ha alcanzado una mayor relevancia por la presencia de la misión técnica del Fondo Monetario Internacional en el país, que se encuentra realizando la tercera revisión trimestral del programa económico 2010-2012.

No obstante, el secretario de Finanzas, William Chong Wong, respondió que la administración de Porfirio Lobo Sosa está en línea con las metas indicativas negociadas con el FMI para 2011 y, por ende, no está en riesgo el cumplimiento del acuerdo por el aumento en el gasto corriente.

Agregó que el desfase de 2.400 millones de lempiras (US$125 millones) entre los ingresos (3.500 millones, US$182 millones) y los gastos (6.000 millones, US$312 millones) se explica porque una parte de la deuda se ha tenido que pagar con la emisión de bonos y no porque haya un exceso de gasto.

El funcionario dijo que han revisado con la misión técnica del FMI el comportamiento de las metas fiscales y sus perspectivas de corto plazo, y, en ese sentido están seguros que cumplirán con el déficit fiscal neto programado para 2011, que es de -3.9% del PIB (325.062 millones de lempiras para 2011, US$18.334.900.000), equivalente a 12.680 millones de lempiras (US$660 millones).